16.7.19


Reseña libros Amantes, poetas, víctimas y otros infelices



Queridos Amantes
Queridos poetas
Víctimas y otros infelices
Queridos lectores
Queridos cuentistas

Hoy nos vamos a la piscina con esta breve, brevísima, pero intensa obra de Castro Lago.
Reza su contraportada «nuestros actos tienen repercusiones» que ignoramos y no puedo estar más de acuerdo… Ignoramos las consecuencias de actos, palabras, caricias…

Esta pequeña obra coral, editada por Talentura Libros, es buena muestra de ello ya que con sabiduría, Jesús nos va guiando a través de las consecuencias. No es batir alas y que haya un huracán en Tokio. Es simplemente besar, cambiarte el nombre o escribir y cambiar la vida de tu compañero de trabajo. ¿Hará esta reseña que compres un ejemplar, que acudas a Facebook a “cotillear” a Castro Lago y te enganches a su fantástico muro?
Podría ser mi acto y su consecuencia.

Dentro de nuestro modus operandi, y sin quererlo, podemos alcanzar un fin que no es el que esperábamos, y eso es, precisamente, lo que Castro Lago nos narra en Amantes, poetas, victimismo y otros infelices. Nos habla el autor de la repercusión de nuestras acciones, de sus finales, esperados a veces, no siempre actuamos de buena fe, inesperados la mayoría.

La vida cotidiana está llena de pequeños movimientos que conforman un baile. Un baile que quizá alguien no quiere bailar, pero ahí estamos nosotros, con música de fondo y girando.
¿Es la obra de Castro un recopilatorio de relatos breves?
Pese a que eso es lo que parece en principio, el autor nos está insinuando desde sus páginas que nada es lo que parece, y su obra no iba a ser menos. Esta breve recopilación es, ni más ni menos, que una novela corta cuya trama son los personajes. Pero Jesús juega al escondite con la estructura. No podía ser menos viniendo de un gran profesor y amante de la literatura.¡Ah!, y se me olvidaba, viniendo de un gran lector.

No tengo que decir que la prosa es certera y la estructura cuidada tras esta breve presentación del autor, no tengo que decir que el ritmo, de menos a más, se pone del lado de lector ayudándole a entrar poquito a poco en el meollo. No tengo que decir que todos y cada uno de sus personajes son protagonistas de esta recopilación de relatos, (o novela corta). Solo me queda decir, dadle una oportunidad queridos amantes, poetas, víctimas y otros infelices a Castro Lago, que tiemble Tokio por nuestro batir de alas.

Enlace a Leer en la piscina I  
https://www.palabrasencadena.com/2019/06/la-flores-no-sangran-Ravelo.html

0 comentarios: