Aviones sobrevolando un monstruo, de Daniel Saldaña - Palabras En Cadena
3.8.21

 

Reseña Aviones sobrevolando un monstruo Saldaña

Una podría reseñar Aviones sobrevolando un monstruo de Daniel Saldaña sin escribir reseña. Suena raro, pero es así. Bastaría con compartir tres, cuatro párrafos de esta obra para que el lector se decidiese a comprarla. Bastaría con abrir comillas.

 “Estoy bastante seguro de que el dios de los drogadictos en recuperación no existe, como tampoco existen otros dioses, pero la acción de repetir un gesto o un conjunto de palabras aleatorias poniendo en ello el cuerpo y la cabeza a veces basta, por sí sola, para reacomodar las melladas piezas del espíritu y restablecer la ficción más hermosa de la que somos capaces: la de que existe, a pesar de todo, un orden.”

Es suficiente para saber que este #libro merece la pena. Y es que su autor, Daniel Saldaña París, tiene una de las prosas más elegantes del momento. Es delicia leerle. En realidad, la obra es un breve conjunto de crónicas de las vivencias del escritor en diferentes ciudades, dónde la ciudad habitada pasa a ser protagonista absoluta, por encima del narrador, del relato.

Saldaña París nos narra, en un derroche de honradez, diferentes episodios de su vida. O al menos cree el lector. Porque esta obra es un juego continuo en el que el lector acaba retirando sus fichas de tapete. ¿Es realidad o ficción?¡Qué más da! Lo importante es que me convence. Todavía diría más, me vence. Porque el autor se marca un órdago a la grande en el terreno narrativo transmitiendo al lector con suma inteligencia sus viajes, recuerdos, actos, adicciones. Sus errores y sus lecturas. En definitiva, sus recuerdos.

¿Es algo más que un dialogo consigo mismo? No lo sé, tampoco me importa. Sí sé que avanzar por estos párrafos es coger un lápiz y llenar los márgenes de sus páginas. La memoria. Ay, la memoria, que hace que este escritor reflexione sobre lo que fue mientras tú, lectora, recuerdas que también estudiaste en Madrid y amaste Bajo el volcán.

Tú y yo y él tenemos algo en común. Somos todos #lectores. Y Daniel Saldaña, rozando levemente el ensayo, en tan solo 159 páginas te recomienda muchas lecturas. Algunas que ya has leído, otras que deseas leer. Y como colofón de esta fiesta literaria, cierra la obra un artículo periodístico titulado: “Historia secreta de mi biblioteca” en la que nos narra sus lecturas desde la infancia. ¿Se puede pedir más?

Sí, se puede pedir que nos siga deleitando con sus palabras porque leer Aviones sobrevolando un monstruo te hace investigar a su autor y decidir que, a partir de este momento, le vas a seguir muy de cerca. Dice Saldaña que seguramente el hubiese sido un lector amateur, de novelas policiales y libros de aventuras si no se hubiese topado a los doce años con Federico García Lorca, y yo rezo para que mucha gente le lea a él, y a Lorca, y se conviertan en amantes de la literatura dando un paso más allá en sus lecturas.

 

Esta obra ha sido publicada por Anagrama en su colección Narrativas Hispánicas.

Reseña publicada originariamente en https://es.babelio.com/

0 comentarios: